El cabello es un sello de personalidad que puede decir mucho sobre alguien. El color que usa, el corte que lleva, la manera de peinarlo, los accesorios que elige para sujetarlo, etc, son pequeños detalles que pueden revelar cómo somos en verdad.

Pero su función no es solo estética. El cabello cuida nuestro cuero cabelludo del sol y del frío, y protege una de las zonas más importantes y vulnerables de nuestro cuerpo: el cráneo. Por eso, cuidarlo todos los días es fundamental.

El resultado será un cabello que luzca fuerte, sano y brillante, ¡porque por dentro también lo será!

¡Hacé que tu cabello refleje tu fuerza interior con estos consejos súper fáciles!

1. Presta atención a tu lavado

Lavarte el pelo seguramente es algo que hacés todos los días, y tenés incorporado casi de forma automática. Pero aquí podés encontrar una de las claves para cuidarlo mejor. ¿Recuerdas la última vez que te hiciste un lavado en la peluquería? Bueno, ésa es la manera en que deberíamos lavarnos el cabello. La próxima vez que te duches y te apliques shampoo, masajea tu cuero cabelludo con las yemas de tus dedos, usando movimiento suaves. No solo así barrerás células muertas y mantendrás activos los folículos pilosos, ¡también será tan relajante como un masaje! Recuerda que un cabello sano comienza por un cuero cabelludo sano.

2. Desenriédalo suavemente

Si sos de las que suelen tener muchos nudos en el cabello, la próxima vez que quieras desenredarlo recuerda hacerlo suavemente. A veces puede pasar que ante la urgencia, solemos ser un poco rudas y hacer que las puntas del pelo se abran o quiebren, y que el cuero cabelludo sea tironeado. También puedes usar un peine de dientes más anchos (preferentemente de cerdas naturales) o aplicar acondicionador bajo la ducha y peinar un poco tu pelo con los dedos de la mano antes de cepillarte.

3. Escoge productos con ingredientes naturales

Los mejores aliados a la hora de cuidar el cabello son los ingredientes naturales. Además de ser más gentiles y menos agresivos con el pelo, también llevan toda la fuerza de la naturaleza, humectando y reestableciendo de forma natural cada fibra.

Para lograr un pelo más fuerte, brillante y sin frizz la clave está en la proteína, ya que ésta compone el 95% del pelo. En los extractos de frutas naturales, como el aceite de coco, la palta, la manzana o el limón, es posible encontrar esta proteína y fortalecer el pelo para que se vea mejor de adentro hacia afuera.

Otros consejos para cuidar tu pelo

Tené cuidado con los tintes y otros tratamientos químicos agresivos que pueden dañar tu cabello, engañarte con resultados rápidos pero una mayor debilidad a largo plazo, o incluso perjudicar tu salud exponiéndote a sustancias tóxicas, o contaminar el ambiente.
Intenta reducir el uso de secadores y planquitas que pueden quitarle su humedad, resecándolo y volviéndolo más quebradizo. Sécalo suavemente e intenta que el ambiente haga el resto de manera natural. Si vas a usar secadores de todas maneras, procura mantener cierta distancia para no quemarlo.
Evita usar colas de cabello demasiado ajustadas, ya que pueden debilitar el cabello.
No olvides que tu alimentación también es clave en que tu pelo luzca sano y fuerte. Por eso, llevar una dieta equilibrada es una de las mejores maneras de cuidar tu cabello, ¡y tu salud! Elige alimentos con vitamina C, como las naranajas o los pomelos, para ayudarlo a crecer fuerte, saludable y súper brilloso.
No usés agua muy fría o muy caliente para lavarte el pelo. Elige siempre el agua tibia.

¡Suelta la vitalidad de tu cabello!
LA BIOGUIA

COMENTA ESTE ARTÍCULO

Please enter your comment!
Please enter your name here