Este Pan brioche con chocolate es el aperitivo ideal para comer durante las meriendas. Toma nota de la receta para que la prepares en casa.

El brioche es una receta originaria de Francia y es parecido al pan de molde. Su consistencia es bastante esponjoso y ligero, perfecto para el desayuno o la merienda. En su preparación se le puede añadir diversos ingredientes como frutas confinadas o chocolate, aunque también se puede untar con lo que desee.

Si deseas preparar un nuevo postre para tus seres queridos te recomendamos este rico pan de chocolate. Un platillo diferente y con un sabor exquisito.

Ingredientes:

500 g de harina de fuerza
100 g de azúcar
10 g de sal
3 huevos (150 g)
100 g de mantequilla
120 ml de leche
40 g de levadura fresca
25 g de cacao
Para pintar el brioche:

1 huevo
Sal
pan Brioche con chocolate receta

Cómo preparar el Pan brioche con chocolate

En un recipiente añadimos la harina, la azúcar, la sal, los huevos batidos y la mitad de la leche (60 ml). Mientras se va mezclando, vertemos un poco más de leche, pero se tiene que reservar un poco para más adelante.
En la leche sobrante, se le agrega la levadura fresca para que se vaya diluyendo. Removemos.
Vertemos la mantequilla y la leche con levadura a la preparación y continuamos mezclando hasta obtener una masa homogénea y elástica.
Sobre una superficie enharinada colocamos la masa y la picamos por la mitad. Una de las mitades la volvemos a colocar en la amasadora, le añadimos el cacao y dejamos que se integren muy bien.
Con la otra mitad se forma una bola y la colocamos en un recipiente untado con un poquito de aceite, tapamos con papel film. Hacemos lo mismo con la masa de cacao y llevamos a la nevera durante una hora.
Precalentamos el horno a 180°C.
Pasado el tiempo, colocamos la masa sin cacao sobre un papel vegetal y la estiramos en forma de rectángulo dependiendo del tamaño de la bandeja a utilizar. Se hace el mismo procedimiento con la masa de cacao.
Se coloca una encima de la otra y con el rodillo se aplasta un poco para que se unan. La enrollamos con cuidado y la colocamos en un molde rectangular previamente enmantecado y enharinado. Es importante colocar la apertura en la parte de abajo para que no se abra durante la cocción.
Batimos un huevo con una pizca de sal y pintamos el brioche. Dejamos reposar durante una hora o hasta que la masa duplique su tamaño. Volvemos a pintar con huevo con mucho cuidado para que no se baje.
Llevamos la bandeja al horno a 180°C durante 45 minutos o hasta que al clavarle un palillo este salga limpio. Cuando esté listo dejamos enfriar por completo antes de picar.

YESSICA MARDELLI
M DE MUJER

COMENTA ESTE ARTÍCULO

Please enter your comment!
Please enter your name here