Compartir
Deliciosas recetas para intensificar el bronceado de tu piel

Deliciosas recetas para intensificar el bronceado de tu piel

El verano llegó para los países del hemisferio sur, y muchos ya están buscando todas las maneras posibles de lograr un tono bronceado en la piel que perdure en el tiempo y les recuerde sus vacaciones. Para esto, la mayoría recurren a lociones o aceites que a veces pueden ser incluso contraproducentes y generar manchas o no proteger adecuadamente la piel del sol, lo cual es súper importante al exponerse a sus rayos.

Pero tal vez no pensaste que puedes tener frente a ti a un gran aliado. ¡Tu plato de comida! Hay algunos alimentos, que por sus propias vitaminas y antioxidantes, pueden ayudarte a lograr un tono más bronceado y conservarlo por más tiempo.

Los mejores aliados son los de color amarillo, colorado y naranja (zanahoria, mango, calabaza, tomate, pimientos rojos, entre otros). Las espinacas y las acelgas también se incluyen en esta lista de alimentos “amigos” del sol. Todos tienen en común que tienen betacarotenos (que se convierten en vitamina A cuando son asimilados) que actúan a nivel interno renovando el colágeno, ayudando a la formación de la melanina en la piel (que es lo que le da su tono bronceado), y protegiéndola de los rayos del sol.

Nota: el exceso nunca es bueno: una gran cantidad de vitamina A pueden ser perjudicial para el hígado. Busca siempre el equilibrio entre frutas y vegetales variados.

Otros alimentos, además, como las semillas y los frutos sexos, poseen vitamina E, un antioxidante que combate el envejecimiento de la piel y ayudan a hidratarla y evitar quemaduras.

Conoce aquí 3 recetas fáciles y deliciosas para ayudar naturalmente a potenciar el bronceado que el sol produce sobre tu piel.

¡Nunca olvides usar protector solar!

1. Batido anaranjado dulce y cremoso

Ingredientes

Calabaza cocida al horno (para que quede bien dulce)
400 ml de leche de almendras (u otra vegetal)
Miel para endulzar
[Lee también: Batido verde de kiwi, plátano y espinaca ]

Preparación

Corta la calabaza ya cocida en trozos sin piel; y ponlos en una procesadora junto a la leche y algunos hielos si quieres. Luego, agrega el resto de los ingredientes. ¡Y sirve!

2. Muffins de boniato y zanahoria

Ingredientes

1 boniato cocido
1 zanahoria cocida
Media taza de salvado de avena
Polvo de hornear
1 huevo y dos claras
Azúcar integral para endulzar
Opcional: esencia de vainilla – Frutos secos a elección

Preparación

Con la zanahoria y el boniato cocidos haz un puré. Luego, bate las claras a punto nieve.
Por separado, mezcla todos los ingredientes secos y añádelos a las claras de a poco.
Coloca la mezcla en moldes pequeños y hornea por 15 minutos. Decora con frutos secos, si quieres y vuelve hornear por unos minutos más.

3. Pasta de zanahoria para untar

Ingredientes

2 zanahorias cocidas
2 dientes de ajo
Aceite de oliva
Sal marina
Opcional: albahaca fresca picada

Preparación

Procesa las zanahorias cocidas y sin piel junto a los ajos, el aceite de oliva, la sal y la albahaca, si quieres. Una vez que esté cremoso, ya estará listo para untar en una tostada de arroz, pan integral, hamburguesa, o lo que más te guste.

LA BIOGUIA

Dejar un Comentario