La actriz Catherine Zeta Jones, de 48 años, apareció deslumbrante en la entrega de los premios The Best realizados por la FIFA el lunes en Londres, la ganadora del Oscar por Chicago dejó a los presentes con la boca abierta por su sorprendente cambio.

La británica lució un vestido plateado para posar por la alfombra verde del evento deportivo, en el que le tocó entregar el galardón al mejor gol del año al francés Olivier Giroud.

Lo que más llamó la atención de los paparazzi fue que los ojos de la actriz más pequeños y los párpados más levantados al igual que sus pómulos. Sus nuevas facciones no le fueron indiferentes a nadie. Desde su última aparición en el desfile de Michael Kors en Nueva York, el rostro de la estrella de cine ya no es el mismo.

Se desconoce si se trata de algún retoque estético o del make-up escogido para la gala, pero lo que sí está claro es que cuesta reconocer a la esposa de Michael Douglas en estas fotos.

EL NUEVO PAÍS / Génesis Ramírez

COMENTA ESTE ARTÍCULO

Please enter your comment!
Please enter your name here