La tenista hispanovenezolana Garbiñe Muguruza será la nueva número uno del ranking mundial a partir del próximo lunes, después de que la checa Karolina Pliskova quedara eliminada ayer ante la local Coco Vandeweghe en los cuartos de final del Abierto de Estados Unidos.

Vandeweghe, 20ª sembrada, se impuso con parciales de 7-6 (7/4), 6-3 en un tenso partido de 94 minutos, y despojó a Pliskova de la cabeza de la WTA, ahora en poder de Muguruza a pesar de haber caído en octavos en Nueva York.

Vandeweghe aseguró el segundo pasaje de su carrera a una semifinal de Grand Slam, ocho meses después de alcanzar esa instancia en el Abierto de Australia. Dos quiebres tempraneros en cada set permitieron a Vandeweghe imponer el tono del partido, aunque Pliskova reaccionó con fuerza en el primero y logró empatar 6-6 para ir a la minimanga de desempate.

Muguruza será la vigésimo cuarta número uno de la historia desde que el actual ranking se impulsara en noviembre de 1975, con la estadounidense Chris Evert como primera jugadora en tener ese honor. La tenista nacida en Caracas sucederá a Pliskova, que llegó a la cima en julio, después de Wimbledon.

Cuando quedó eliminada, Muguruza había dicho que tenía mucha ilusión de ser la número uno del ranking mundial, pero que prefería lograrlo con una victoria propia que por una derrota ajena.Sin embargo, no pudo ser, y llegará a lo más alto de la cima por la derrota que sufrió Karolina Pliskova en el US Open.

Tengo mucha ilusión de ser la número uno y sé que tarde o temprano, si sigo jugando así, tendré mis opciones”, remarcó Muguruza tras la caída ante Kvitova. “Pero me encantaría ganármelo. Me va a hacer ilusión si lo llego a ser, pero me gustaría jugar y ganar ese partido que me de el número uno. Esa sería la manera en que me gustaría”, aseguró en aquel momento la tenista española, lejos de imaginar que quedaría fuera del torneo estadounidense.

El liderato del tenis femenino es un título a su madurez, a su consistencia y a un crecimiento personal trufado de grandes momentos. Es un lugar reservado a quien lucha por cada punto y busca ser mejor en cada golpe, que brilla en los grandes escenarios y conserva el temple para los que no. Es la quinta española en alcanzar el trono del tenis mundial, y toma el relevo en el liderato de la WTA a Arantxa Sánchez Vicario, que lo pisó en junio de 1995. La historia la reescribe ella.

 

COMENTA ESTE ARTÍCULO

Please enter your comment!
Please enter your name here