Finalmente, la selección Sub 20 de Venezuela festejará junto al pueblo, pero alejado de la política. Así lo decidieron el cuerpo técnico y el plantel del elenco que consiguió un histórico segundo puesto en el Mundial de la categoría disputado en Corea del Sur.

El régimen de Nicolás Maduro había pactado con los dirigentes de la Federación Venezolana de Fútbol (FVF) que la celebración se realice en el Palacio de Miraflores. Sin embargo, los jugadores, el entrenador y sus colaboradores se negaron a posar junto al presidente.

Ante esto, desde el gobierno ofrecieron hacer al menos un acto fuera del Palacio Miraflores, pero nuevamente los subcampeones del mundo eligieron festejar junto al pueblo.

COMENTA ESTE ARTÍCULO

Please enter your comment!
Please enter your name here