Compartir
Qué son los ejercicios isométricos y por qué debemos hacerlos

Qué son los ejercicios isométricos y por qué debemos hacerlos

Para tonificar el cuerpo existen varios tipos de entrenamientos. Pero uno que se está haciendo tendencia son los ejercicios isométricos estos combinan la fuerza y la resistencia, logrando trabajar diversos músculos a la vez.

Este tipo de ejercicios tiene por objetivo tensar los músculos por un tiempo determinado sin realizar ningún tipo de movimiento. Existe gran cantidad de variaciones, se puede hacer uso de pesas, cuerdas, paredes, toallas o cualquier objeto o superficie que le permita este tipo de presión.

Los ejercicios isométricos son perfectos para personas que se estén recuperando de una lesión o accidente. Ya que limita el rango de movimientos y no causan daños en las articulaciones.

Conoce todo sobre los ejercicios isométricos

Este tipo de entrenamiento es perfecto para las personas que no cuentan con mucho tiempo para ejercitarse. Además se puede realizar en cualquier parte de la casa sin la necesidad de objetos, ya que el cuerpo en sí es el peso a trabajar.

Con este tipo de rutina se logra aumentar la masa muscular, incrementar la fuerza, acelerar el metabolismo y quemar grasa de forma rápida. Lo importante es ser constante y hacerlos todos los días para que los resultados se vean.

Al principio puede que cueste adaptarse a los ejercicios, por lo que es recomendable empezar con repeticiones de 30 segundos. A medida que pase el tiempo se podrá alargar más los minutos. Todo dependerá de la comodidad de la persona.

Qué son los ejercicios isométricos y por qué debemos hacerlos

Ventajas de los ejercicios isométricos

Proporciona mayor aumento de fuerza.
No se requiere accesorios para realizarlos, solo se trabaja con el cuerpo.
Se puede hacer una repetición al día.
No toma mucho tiempo realizarlos.
No se corre tanto riesgo de lesiones.
Son ideales para personas mayores o en recuperación de lesiones.
Ponen a trabajar todos los músculos del cuerpo.
Desventajas de los ejercicios isométricos

El sobreesfuerzo puede ocasionar problemas con la tensión alta. Debido a la mala respiración durante el ejercicio.
Las personas con problemas cardíacos o hipertensión no pueden hacerlos.
Los resultados no son tan rápidos como otro tipo de entrenamientos.
Tipos de ejercicios isométricos

Activos: Son aquellos donde ejercemos fuerzo sobre un objeto o superficie. Por ejemplo, cuando realizamos la postura de la sentadilla apoyando la espalda contra la pared. Estos ejercicios son para las personas que busquen desarrollar masa muscular, también para los que busquen recuperarse de ciertas lesiones.
Pasivos: Son cuando resistimos un peso o se mantiene cierta posición. Un ejemplo de este sería el plank o plancha abdominal, donde ponemos presión en los músculos sin realizar ningún tipo de movimiento.
Ejercicios isométricos

La plancha
Es el ejercicios más común, simplemente se deberá acostar en el sueño boca a abajo. Los antebrazos y los pies serán quienes aguanten todo el peso del cuerpo. Es importante mantener la espalda recta y el abdomen tenso. Se puede empezar manteniendo la postura durante 20 segundos o el tiempo que se pueda.

Plancha lateral

Se debe acostar en el suelo de lado. Los pies y un brazo deberán cargar con el peso durante varios segundos. Se tiene que mantener la espalda recta y la cabeza mirando hacia al frente.

Flexiones isométricas

Se tienen que hacer flexionar normales con los brazos un poco más abiertos. Al bajar se deberá mantener la posición durante un par de segundos y volver a subir.

Sentadillas isométricas

Es igual a las sentadillas tradicionales, pero en cambio estas se deben mantener la posición apoyando la espalda a la pared. Se debe tener las piernas un poco abiertas y aguantar la postura durante 20 segundos o más.

M DE MUJER

Dejar un Comentario