Compartir
Rutina para conseguir un vientre plano y saludable en un mes

Rutina para conseguir un vientre plano y saludable en un mes

Uno de los objetivos del ejercicio físico es tener un abdomen fuerte y resistente. Ya sea porque quieres verte bien, porque quieres sentirte mejor o simplemente porque amas el entrenamiento físico, puedes incorporar algunos ejercicios a tu rutina para obtener un abdomen plano.

Son ejercicios simples y que llevan pocos minutos al día, pero si los haces, en un mes habrás ganado fuerza en el abdomen, esa que lo hace verse más plano y también que mejora tu postura y hace que tu rendimiento físico sea mejor.

[También puedes leer: 7 minutos de cielo, la rutina de Adele para ponerse en forma]

1. Plancha

Tu cuerpo deberá permanecer recto como una tabla con todo el peso soportado por tus manos y los dedos de los pies. Puedes hacer repeticiones de 2 minutos varias veces en la semana. Es un ejercicio que requiere mucha fuerza, asegúrate de estar en condiciones para realizarlo.

2. Abdominales medios y superiores

Siéntate sobre los glúteos y levanta un poco las piernas con las rodillas flexionadas. Mueve las piernas hacia adelante al mismo tiempo que te alejas y acercas con el pecho. Debes sentir toda la tensión en la pared abdominal.

3. Elevación de piernas

Acuéstate boca arriba con los brazos estirados al costado del cuerpo y eleva ambas piernas al mismo tiempo sin despegar la zona lumbar del piso. Mantenlas elevadas durante algunos segundos y vuelve lentamente a la posición inicial.

4. Abdominales básicos

Acostado boca arriba lleva los brazos debajo de la cabeza y flexiona las rodillas manteniendo los pies en el suelo. Realiza un movimiento ascendente con el pecho asegurando que el cuello quede recto. Luego vuelve a la posición inicial.

5. Estiramiento

Luego de realizar la rutina de abdominales debes estirar el área con ejercicios localizados. Esto ayuda a tonificar los músculos y mejorar la postura. Para hacerlo acuéstate boca abajo con todo el cuerpo estirado y las manos apoyadas en el suelo. Lentamente estira los brazos de manera que la parte delantera del cuerpo se despegue del piso y se eleve hacia atrás.

Recuerda que debes complementar la actividad física con una alimentación saludable e hidratarte. El entrenamiento debe aportar un beneficio a tu bienestar y no convertirse en una obsesión.

LA BIOGUIA

Dejar un Comentario