“La cocina en sí misma es ya un afrodisíaco. Y hay en el cocinar, en el comer y en el fornicar un solo espíritu”, lanza como abreboca Maruja Dagnino en su libro Los alimentos del deseo, una deliciosa y personalísima travesía por una erótica culinaria que echa mano de historias, ingredientes y procedimientos que transportan sabores de la boca a los genitales y de allí a la imaginación, los sentidos y la reflexión.

Impresa en China y publicada en España por la fundación venezolana ArtesanoGroup y la editorial española Turner, la obra da cuenta de cómo tacto, olfato, gusto, ojo y hasta oído participan de una alquimia en la que la cocina, además de satisfacción primaria, es placer de la cultura y el refinamiento.

El libro cuenta con exquisitos prólogos del ensayista y crítico cinematográfico Rodolfo Izaguirre y del escritor y académico José Balza, así como con una nota de contraportada del reputado chef español y tres estrellas Michellin, Juan Mari Arzak.

Maruja Dagnino propone, con grandes dosis de erudición, sensualidad, humor y deleitoso lenguaje, la historia privada de alimentos vinculados caprichosamente al tema amoroso y erótico, “sea porque se les atribuyen tradicionalmente propiedades afrodisíacas, porque su sabor es particularmente seductor, porque forman parte de una farmacopea erótica popular o porque culturalmente se encuentran en un grado de refinamiento tal que suscitan las más intrincadas fantasías”.

Los alimentos del deseo ofrece datos curiosos sobre las historias más lujuriosas  provenientes de los mitos clásicos, los libros sagrados, la cultura popular, la ancestral tradición latinoamericana y las cocinas europeas y orientales. El arrojo amoroso es perpetrado desde alimentos comunes y exóticos como pez globo, cordero, liebre, chivo, asaduras, nuez moscada, canela, azafrán, cardamomo, pimienta, trufas, hidromiel, vino, olivo, cacao, almendra, merey, coco, manzana, sésamo, sapoara, caviar y curry.

[Clara Peeters. «Bodegón con quesos». circa 1625. Los Angeles County Museum of Art] #arteygastronomia #artandgastronomy #artandfood #losalimentosdeldeseo

Una publicación compartida de Los alimentos del deseo (@losalimentosdeldeseo) el

El recetario

El libro alcanza el orgasmo con un recetario, para que los textos puedan “servirse, olerse y devorarse”. La autora parte de que “las recetas de mis amigos son mis amigas” y convoca a los prestigiosos cocineros venezolanos Sumito Estévez, Tamara Rodríguez, Wendoly López y Betina Montagne, y a la española Montse Estruch.

Próximas actividades en Caracas

“Los alimentos del deseo” será el centro de dos provocadoras tertulias en Caracas.

La primera el martes 5 de diciembre a las 5:00p.m en la Librería El Buscón (CC Paseo las Mercedes). Allí conversarán Maruja Dagnino, Rodolfo Izaguirre y Aymara Lorenzo.

El segundo encuentro será el jueves 7 de diciembre a las 6:00p.m en la Plaza Francia de Altarmira, en el marco del 9no Festival de la Lectura de Chacao. Participarán Maruja Dagnino, Rodolfo Izaguirre y Ocarina Castillo.

Picones desde el libro

“Cuando con el paso del tiempo, lógicamente, se mitiga o anula el deseo erógeno, aún nos queda el refugio de los placeres culinarios, y si estos son restringidos, nos resta todavía el disfrute de por vida de la literatura del paladar”, apunta en la contraportada Juan Mari Arzak.

“Aseverar que cocinar es un arte no deja de ser una simpleza después de leer Los alimentos del deseo, esta bella, incitante y subversiva invitación de Maruja Dagnino a recorrer los afrodisíacos y embriagantes caminos de una gastronomía que ella convierte en deleite y amor a las palabras; es decir, después de haber visto a la pequeña perdiz, los ojos cerrados, desconsolada y desnuda en su muerte, tendida sobre la mesa de un cocinero dispuesto a sacralizar los cuchillos en su sangre, como si ritualizara a una ilusionada doncella arrasada por la ternura, pero descuartizada, sin embargo, por el galante aventurero que pasa junto a ella rozándola y envolviéndola en falsos juramentos de amor. Nunca desterraremos de la memoria el color de la carne rescatada a tiempo del humeante caldero ni la fragancia de las especias trasmutadas en gloria gracias a una alquimia perfecta. (…) Una nueva vida rozará los sentidos del lector cuando, una vez abierto este libro, avance a lo largo de sus páginas escritas con viva elegancia y esclarecida sensibilidad”, señala en su prólogo Rodolfo Izaguirre.

“Cocina práctica y también de alta factura, hallaremos aquí. Animal y espíritu: eso somos al cocinar o al comer (…) Porque al escribir Maruja cocina y viceversa”, sentencia José Balza.

“Cocinar es como besar, un acto amoroso, una invitación expresa al placer (…) Porque cuando el comensal cierra los ojos y la lengua se entrega definitivamente a la caricia de la comida, el cocinero sabe que proporciona un placer físico, erótico, si se quiere (…) No nos engañemos, eso sí. Para que los afrodisíacos funcionen el comensal tiene que entregarse”, señala Maruja Dagnino.

La autora

Maruja Dagnino forma parte de esa estirpe que ha hecho del periodismo un género literario. No en vano ha sido, además de periodista, mujer de teatro y narradora. La anima una febrilidad por transmitir aquello que la exalta, esos momentos altos de la cultura, pero que a veces se suscitan en estadios más simples de lo cotidiano. Ella sabe comunicarlo en crónicas, entrevistas, ensayos, y ha posado una mirada paciente e incisiva en la ciudad para intentar descifrar el ritmo y los quehaceres de lo urbano. En su paso por la revista Imagen, por suplementos como el “Papel Literario” de El Nacional, por las páginas de cultura y de urbanismo de El Universal, marcó territorios particulares, donde supo darle al periodismo el lenguaje que lo hace imperecedero.

En 2002 se apartó brevemente del periodismo para estudiar en el Instituto Culinario de Caracas, con Sumito Estévez y Héctor Romero. Fundó, con su amigo Francisco Izquierdo, La Mesa de Babel, un servicio de catering en el que daban rienda suelta a la creación de menús temáticos.

Aunque Maruja Dagnino se apartó del oficio de cocinera, se dedicó a escribir sobre gastronomía en publicaciones como Cocina y Vino, On Time, El Universal, Velvet, En Caracas, entre otras. En 2007 publicó Cocina sentimental (Aguilar, Grupo Santillana), como parte de la colección “Llámalo amor si quieres”, dirigida por el escritor Leonardo Padrón.

Para saborear más:
Blog del libro: http://www.losalimentosdeldeseo.com/
Twitter: @alimentosdeseo
Instagram: @losalimentosdeldeseo
Facebook: https://www.facebook.com/losalimentosdeldeseo/
Canal de Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCyNLzKi8lnCwBj1NoveWFMg

 

 

COMENTA ESTE ARTÍCULO

Please enter your comment!
Please enter your name here