El divorcio de Berlusconi es la historia interminable. Veronica Lario no está dispuesta a quedarse sin la millonaria pensión que le correspondía tras divorciarse de Silvio Berlusconi y no tira la toalla en esta larga batalla económica y legal que comenzó en 2014. La exesposa del ex primer ministro italiano ha recurrido ante el Tribunal Supremo la sentencia que cancela la asignación de 1,4 millones de Il Cavaliere a su exesposa que el Tribunal de Apelación de Milán estableció el pasado mes de noviembre y que obligó a Lario, además, a devolver los 45 millones de euros que había recibido hasta entonces de quien fue su marido durante 24 años.

Según recoge ahora el diario italiano La Repubblica, los abogados de la exesposa de Berlusconi exponen en su apelación que Lario “abandonó su carrera en la interpretación para dedicarse a las tareas del hogar y a la educación de sus tres hijos, Barbara, Eleonora y Luigi”. Algo que, según los letrados, otorgó total libertad a Berlusconi para “continuar con sus labores empresariales y políticas, vendiendo la imagen de una familia feliz que tan a menudo explotó en campaña”.

Silvio Berlusconi habla de su divorcio en la televisión italiana en 2009.ampliar foto
Silvio Berlusconi habla de su divorcio en la televisión italiana en 2009. CORDONPRESS
Este recurso llega después de que el pasado noviembre el dueño de Mediaset consiguiera que el Tribunal de Apelación avalara que la exactriz no necesita recibir ayuda económica de su excónyuge ya que dispone de 16 millones de liquidez, joyas, sociedades e inmuebles. Además, los tres hijos de la expareja –Bárbara (1984), Eleonora (1986) y Luigi (1988)– ya son mayores de edad y autosuficientes.

Silvio Berlusconi y Miriam Raffaella Bartolini (el verdadero nombre de Lario) se enamoraron en 1980, cuando él empezaba su carrera como emprendedor y ella era una joven bailarina. Se casaron por lo civil en 1990 y se separaron a las malas en 2009, protagonizando el divorcio más sonado de Italia. Cinco años más tarde, la primera sentencia de divorcio cerró oficialmente el matrimonio y abrió la contienda alrededor de la cantidad que el político y magnate debe pagar en concepto de pensión y que aún no parece cerrarse.

EL PAÍS

COMENTA ESTE ARTÍCULO

Please enter your comment!
Please enter your name here