No es una pieza de arte, tampoco es una casa propiamente dicha o un recordatorio de algo tan natural que hemos olvidado; es todas ellas. Conocida como “Cloud House” (o “casa nube”) y situada en Springfield (Massachusetts, Estados Unidos), fue construida por el diseñador Matthew Mazzotta y tiene una estética similar a un dibujo.

La “casa nube” está revestida con madera recuperada de una granja abandonada y tiene la característica de poseer una especie de “nube” sobre el techo que lo que hace es recolectar y almacenar agua de lluvia.

Dicha agua es redirigida a un tanque de almacenamiento debajo de la casa. Cuando alguien se sienta en las sillas mecedoras al interior, activa (sin saberlo) una bomba que funciona con el movimiento, y hace que el agua almacenada vuelva a caer sobre el techo, regando las plantas de alrededor y produciendo, al interior, ese sonido de lluvia caer que a tantas personas calma.

Para el diseñador éste no solo es un refugio, es una manera de vivenciar el ciclo natural del agua y un espacio para reflexionar sobre los procesos naturales de la producción de alimentos.

LA BIOGUIA

COMENTA ESTE ARTÍCULO

Please enter your comment!
Please enter your name here