El pasado 27 de octubre una joven modelo rusa falleció en un hospital de China, producto de una meningitis agravada por un presunto estado de agotamiento, días después de haber estado participando en la Semana de la Moda de Shangai.

La modelo, Vlada Dziuba de 14 años, presentó diversos síntomas de vértigo dos días antes de su muerte, por lo tanto fue trasladada inmediatamente al centro de salud para tratar su malestar, según lo reseñado por el diario ruso en inglés, The Siberian Times.

A raíz de los sucedido y partiendo de la causa del fallecimiento, la agencia de modelos china para la cual trabaja la joven, ESEE, rápidamente fue tildada de “explotación laboral“.

No obstante, por medio de un comunicado la empresa desmintió que Dziuba haya trabajado más de lo correspondido, afirmando que ella comenzó a sentirse mal una semana después de los desfiles.

“Lamentamos haber perdido a un ángel… Dziuba trabajaba ocho horas por día, como lo establece la reglamentación china” destacó el director general de ESEE, Zheng Yi, al diario chino Global Times, de acuerdo a lo informado por el portal de noticias Clarin.

Por otra parte, la madre de la adolescente, Oxana Dziuba, reveló ante los medios que cuando habló con su hija vía telefónica la joven lloraba a causa de la fatiga insoportable que sentía, producto de extensas jornadas de trabajo de 13 horas y no dormir bien.

La madre de la modelo le suplicó que fue al médico , sin embargo como se pudo conocer recientemente, el contrato que firmó Vlada no incluía seguro de salud. Además, se supo que la agencia china que contrató a la menor para participar en la Semana de la Moda de Shanghái y otros desfiles no respetaba los términos del contrato, debido a que de acuerdo con el documento la modelo no debía laborar más de cuatro horas al día.

Asimismo los familiares de la joven modelo, presumen que el afán de la agencia de enriquecerse utilizando a una estrella naciente de la pasarela fue más fuerte que el respeto a los derechos laborales más fundamentales.

Las autoridades se mantienen investigando sobre el caso.

EL NUEVO PAÍS / Madelein Fernández

COMENTA ESTE ARTÍCULO

Please enter your comment!
Please enter your name here