La diseñadora Clare Waight Keller tiñó la pasarela de un aire seductor durante su primer desfile con Givenchy en la Fashion Week de París este domingo, mientras Balenciaga sorprendió con complementos y asociaciones novedosas. Además, los Campos Elíseos fueron colmados con un desfile de make up.

Prendas dobles y una original colaboración

Balenciaga sorprendió con prendas dobles y con una original colaboración con la marca de zapatos Crocs. El numeroso público de Demna Gvasalia -el sustituto de Alexander Wang al frente de Balenciaga- está acostumbrado a ver cómo el diseñador iconoclasta de la firma retoma prendas y complementos populares y se asocia con marcas no necesariamente lujosas.

Para Balenciaga, creó -por ejemplo- bolsas inspiradas en las de Ikea y el domingo presentó unas Crocs -unos zapatos de caucho propicios sobre todo para la playa-, que reinterpretó dotándoles de una plataforma y de pequeños adornos “kitsch”.

Los billetes de euros y dólares llamaron la atención, impresos por doquier en medias y vestidos. El elenco de modelos también fue inusual: de diversas edades, sin maquillaje y con la raya al medio, tenían un aire banal.

El diseñador combinó además una gabardina con una cazadora tejana, fusionándolas por el cuello, ofreciendo así la posibilidad de llevar uno u otro en función del momento. Ídem para un conjunto de chaqueta de cuero y chaqueta de terciopelo acolchada o para un camisón y un albornoz.

Juegos de seducción en la Semana de la Moda de París

Aires de seducción

La diseñadora Clare Waight Keller insufló un aire seductor a su primer desfile con Givenchy este domingo en París. “Las cosas más seductoras no son las que se ven, sino las que imaginamos”, dijo la británica Keller, que dejó Chloé para suceder al italiano Riccardo Tisci al frente de la dirección artística de Givenchy.

“Transformación” y “seducción” marcaron el desfile mixto en el Palacio de Justicia parisino, con prendas dominadas por el blanco y negro, una tendencia muy presente en la Semana de la Moda de París, que se celebra hasta el martes 3.

Las transparencias, los motivos leopardo o los dibujos de bocas impresos en las chaquetas fueron denominadores comunes de la colección, así como los plisados sedosos que se escapaban de los vestidos asimétricos.

Las faldas, cortas, se acompañaban con botas camperas y los hombros lucían con camisetas sin mangas en forma de trapecio.

Juegos de seducción en la Semana de la Moda de París

A cielo abierto

La marca de cosméticos L’Óreal revolucionó la Semana de la Moda de París con un desfile de maquillaje abierto al público celebrado en los emblemáticos Campos Elíseos, con la participación de famosas como Jane Fonda o Irina Shayk.

Con una pasarela instalada en la famosa avenida de los Campos Elíseos de 60 metros de extensión y dos pantallas gigantes, la marca tenía la intención de democratizar la alta moda entre los ciudadanos.

Juegos de seducción en la Semana de la Moda de París

Miles de espectadores vieron desfilar de cerca a la legendaria actriz estadounidense Fonda, de 79 años, y a top models actuales como la rusa Shayk, la holandesa Doutzen Kroes o la angoleña Maria Borges.

El inusual desfile también sirvió para mostrar creaciones de varios diseñadores y sirvió como pretexto para organizar talleres de maquillaje en plena calle.

CLARÍN

COMENTA ESTE ARTÍCULO

Please enter your comment!
Please enter your name here