Multiethnic Group of People Social Networking at Cafe

Los millennials son personas entre los 18 y 35 años y son el capital humano que hoy requieren las empresas. Si se quedan y realmente dan todo su potencial, dependerá de lo que la empresa haga por ellos y que los procesos de contratación de ésta sean realmente efectivos.

Aunque hay muchas ideas alrededor de la contratación de jóvenes millennials, pues se cree que no se comprometen con una organización, que no se entregan y cambian de trabajo con facilidad, hay una realidad que no se puede dejar pasar, y es el hecho de que ellos son el capital humano del presente y del futuro cercano.

Hoy, muchas empresas están conscientes de esa realidad y suman a sus filas a estos jóvenes nacidos entre 1981 y 1995, que suman alrededor de 30 millones de personas. La cuestión es que no saben realmente cómo hacerlo. Muchas compañías aun no comprenden que, dadas las características propias de esta generación, los procesos de contratación tradicionales se quedan cortos y que es urgente e indispensable renovar dichos procesos.

Y es que los millennials demuestran que contratar de forma obsoleta tiene tantos problemas como un mal manejo de recursos humanos. Si las empresas realmente están buscando personas que hagan carrera en su organización y se comprometan, deberán analizar cómo los están atrayendo y qué les están ofreciendo para quedarse; qué lenguaje están usando y para qué quieren a gente de esta edad, que, por cierto, hoy ya están tomando los puestos directivos de las compañías.

Estas son algunas acotaciones que las empresas deben tomar en cuenta a la hora de contratar millennials:

Tus clientes y los millennials son similares: ambos cuentan con mucha más información de la que tenían antes para tomar una decisión (de compra o laboral). Ambos están acostumbrados a la eficiencia y comodidad gracias a la tecnología que ha tenido un avance acelerado desde el siglo pasado. Ambos viven con información y gusto por las experiencias únicas, como parte cotidiana de sus días.

Si tus procesos de contratación son largos y complicados, no sólo te costarán mucho dinero (innecesariamente), sino que, además, no encontrarán al mejor talento. Algunos se alejarán por notar una empresa que no se adapta ni actualiza. Por otro lado, el uso de pruebas psicométricas tradicionales, la subjetividad en las entrevistas y la falta de evaluación de lo que realmente importa (actitud, capacidad, conductas, potencial, etc.), te darán como resultado contrataciones no ideales.

Todo esto te costará mucho dinero y esfuerzo, tanto en el proceso de reclutamiento, como en la rotación de personal. Tu empresa quizá se ha adaptado a vender a los clientes de hoy: tal vez tienes una estrategia de marketing digital, aprovechas redes sociales para crear comunidades con tus audiencias, tu sitio en línea está optimizado para buscadores y el e-commerce es tu fuente principal de ingresos.

No obstante, si no te has adaptado en materia de recursos humanos, para atender las necesidades y problemas de tu propia gente y que ellos también tengan una experiencia satisfactoria, entonces tienes una bomba de tiempo en tu negocio. Contratar más millennials no es la solución a tus problemas; saber cómo encontrar a los mejores y que se queden contigo es lo que te ayudará a competir en el mundo de hoy.

M DE MUJER

COMENTA ESTE ARTÍCULO

Please enter your comment!
Please enter your name here