Según las estimaciones de FX Networks Research, las cadenas de televisión y plataformas de streaming estadounidenses producirán la friolera de 500 series en 2017, más del doble que hace poco más de un lustro, en 2010, cuando el total fue de 216. En la llamada era del Peak TV este aumento en el número de series ha ido acompañado de unos crecientes costes de producción que, según explica Variety, podrían hacer peligrar la viabilidad de la propia industria si se generalizan. Un ejemplo: cada capítulo de la octava temporada de Juego de tronos costará 15 millones de dólares.

De acuerdo con la información recabada por la revista, el presupuesto habitual de un capítulo de 60 minutos para una serie dramática de calidad en la televisión por cable o en una plataforma de streaming se sitúa entre cinco y siete millones de dólares. En el caso de las comedias, cada capítulo de 30 minutos cuesta entre 1,5 y tres millones de dólares. Hace cinco años, los mismos episodios costaban la mitad: tres o cuatro millones de dólares los dramas y entre un millón y 1,5 millones las comedias.

El creciente número de competidores en todo tipo de plataformas -Amazon, Hulu, Apple- y sus esfuerzos por distinguirse del resto de la oferta televisiva explican estos incrementos. Las cadenas de televisión en abierto, ABC, CBS, NBC y Fox, todavía está tratando de adaptarse a este nuevo escenario: aquí el presupuesto de los dramas más caros de 4,5 millones por episodio y la mayoría de sus series cuesta un millón menos por episodio.

Los comentados sueldos de los actores, muchos de ellos estrellas del cine con abultados cachés que solo participan en telefilmes o miniseries de prestigio de corto recorrido, son otra de las razones del encarecimiento de las series de televisión. Como reveló también Variety el pasado mes de agosto, Robert De Niro es el actor dramático mejor pagado de la televisión con un sueldo estimado de 775.000 dólares por episodio de la serie, aún sin título, desarrollada por David O. Russell para Amazon.

Lo mismo ocurre con algunos directores o guionistas de renombre. Cada minuto de Crisis in Six Scenes, de Woody Allen, costó más de medio millón de dólares: los seis capítulos de 26 minutos de la miniserie costaron 80 millones de dólares. Baz Luhrmann gastó unos 120 millones de dólares en la primera temporada de The Get Down, coste que según publicó Deadline terminó disparándose hasta cerca de 200 millones.

Además la realización de estas series, cada vez más cercana al cine debido a la utilización de equipos de alta calidad, un mayor número de localizaciones en exteriores, elaborados efectos digitales y dilatados procesos de postproducción, encarece los presupuestos, especialmente en dramas de época o de género con estéticas particulares como Juego de tronosThe CrownStranger Things American Gods.

A continuación, los presupuestos de algunas de estas series:

  1. Juego de tronos‘ (HBO): cada capítulo de la octava temporada costará 15 millones de dólares cuando los capítulos de la primera entrega rondaron los seis millones.
  2. Crisis in Six Scenes‘ (Amazon): casi 13,5 millones de dólares por episodio.
  3. The Get Down‘ (Netflix): 11 millones por episodio.
  4. The Crown‘ (Netflix) y ‘Westworld‘ (HBO): 10 millones de dólares por episodio.
  5. American Gods‘ (Starz) y ‘Jack Ryan‘ (Amazon): ocho millones de dólares por episodio.
  6. Stranger Things‘ (Netflix): cada episodio de la primera temporada costó seis millones de dólares. Los de la segunda ascenderán a ocho millones de dólares.
  7. American Crime Story‘ (FX): seis millones de dólares por episodio.
  8. 13 Reasons Why‘ (Netflix) y ‘The Tick‘ (Amazon): cinco millones de dólares por episodio.
  9. Timeless‘ (NBC): 4,5 millones de dólares por episodio.
  10. Legion‘ (FX): cuatro millones de dólares por episodio.
  11. Insecure‘ (HBO): 3,5 millones de dólares por episodio.
  12. Kevin (Probably) Saves the World‘ (ABC): tres millones de dólares por episodio.

Incluso los programas de televisión están multiplicando sus precios. Apple paga dos millones de dólares por cada episodio de media hora de Carpool Karaoke. Netflix pagará 12 millones de dólares, a razón de dos millones por programa, al retirado David Letterman por regresar a la televisión con un formato de entrevistas pendiente de bautizar. Y Chris Rock y Ellen DeGeneres se embolsarán 20 millones de dólares con sus próximos especiales de comedia para la plataforma de streaming.

EL MUNDO / FÁTIMA ELIDRISSI

COMENTA ESTE ARTÍCULO

Please enter your comment!
Please enter your name here