Los judíos ortodoxos siguen el camino marcado por la Halajá o leyes judías Estas normas, por lo general, se siguen al pie de la letra, pero están permitidas ciertas variaciones.

Marcan cómo deben ir vestidos, cuándo tomar lácteos o cómo se debe matar a los animales para comer su carne.

Actualmente el judaísmo se divide en tres grandes ramas: conservador, reformista y ortodoxo.

La principal diferencia entre estos tres caminos es el grado en que cada uno se adhiere a las leyes judías o Halajá.

En el caso de los judíos ortodoxos son aquellos que se adhieren rigurosamente a la Halajá, aunque están permitidas pequeñas variaciones, y basan sus creencias en los 13 principios de fe de Moisés.

Los 613 preceptos que siguen los judíos hablan de cualquier ámbito de la vida, incluidos, por ejemplo, la forma de vestir o alimentarse, cuándo realizar el primer corte de pelo o cómo enterrar a los muertos después de un atentado.

No comen morcilla, crustáceos o marisco

Para los judíos, Dios es el único capaz de dar o quitar la vida. Por esto mismo, hacen un proceso de “santificación” para sacrificar a los animales que se llama shejitá.

Un alimento cárnico es apto o puro (kosher) cuando se ha seguido este proceso de forma rigurosa. Es esencial que se extraiga la sangre porque es vida y donde está el espíritu, de ahí que no puedan comer morcilla.

En el caso de los crustáceos y el marisco, están prohibidos por la Torá (uno de los libros sagrados del judaísmo). Curiosamente, el Islam tiene, también, sus propias normas con respecto a la carne.

La carne halal, la que respeta estas normas, es el equivalente a la carne kosher.

Cuándo tomar lácteos

Siguiendo con las normas relativas a la alimentación, los ortodoxos deben dejar pasar un mínimo de tres horas desde que ingieren carne hasta que pueden tomar productos lácteos.

Sin embargo, en el caso de que se tome primero el producto lácteo, como tarda menos en digerirse, se puede tomar carne un poco antes.

Esta norma se debe a que se entiende la carne como muerte y la leche como vida. Por esto, no se pueden comer conjuntamente.

Aunque es una norma obligatoria, la costumbre es más intensa durante el Pesaj o Pascua judía.

En algunas casas, los ortodoxos utilizan dos vajillas: una para los productos cárnicos y otra para los lácteos.

Jalá o cómo comer pan

La jalá es la forma correcta de comer pan, porque, al ser un elemento de la liturgia, tiene un status especial y no se puede hacer de cualquier manera. Los judíos deben quemar una proporción de masa en honor de los sacrificios que se realizaban en Jerusalén. También es especial, por participar en la liturgia judía, el vino. Antiguamente, solo podían tomar vino producido por judíos. Sin embargo, con el tiempo, esta tradición se ha ido perdiendo.

Llorar a los muertos

Las leyes también hablan de cómo debe ser el duelo o cómo se deben enterrar a los muertos.

Para una parte de la comunidad judía, en este caso para los ultraortodoxos (siguen al pie de la letra el camino marcado por las leyes judías), aquellas personas que han muerto en atentados, deben ser enterradas en su totalidad. Si han quedado desmembradas, se debe buscar cada parte para el entierro.

Además, los 30 días posteriores a la muerte de una persona cercana, los familiares no pueden salir de casa y hasta después de un año, no pueden escuchar música.

Tampoco se puede sepultar a los muertos en altura, deben estar en contacto con tierra vírgen y no pueden ser incinerados.

Cómo llevar el cabello y cuándo cortarlo por primera vez

Estamos acostumbrados a identificar a los hombres que profesan el judaísmo ortodoxo por sus tirabuzones, porque así lo marcan estas normas. Sin embargo, mujeres y niños también deben seguir las leyes al respecto.

En el caso de las mujeres casadas, estas no pueden mostrar el cabello en público y, para evitar hacerlo, suelen utilizar pañuelos o pelucas. Los hombres llevan, aunque no es obligatorio, la kipá, una pequeña gorra ritual que les recuerda que no hay nadie por encima de Dios. Los niños no pueden cortarse el cabello hasta los tres años, esta ceremonia se llama upsherin.

Esta tradición se debe a la comparación bíblica entre la vida humana y el crecimiento de los árboles, de los cuáles está prohibido comer fruta durante sus tres primeros años de vida.

Lavarse a fondo tras la menstruación o el parto

Antes de volver a mantener relaciones sexuales después de un parto o de la menstruación, las mujeres deben realizar un baño por inmersión en el micvé, una bañera que normalmente hay en las sinagogas. Las normas marcan cómo debe ser: agua fría y que corra, debe realizarse de noche y la bañera debe estar en un lugar bajo y tiene que ser de unas medidas muy concretas.

Ceremonia de nombramiento para las niñas

Mientras los hombres deben someterse a la circuncisión a los ocho días de nacer, las mujeres solo deben pasar por una ceremonia de nombramiento para integrase de manera oficial en la comunidad judía.

No trabajar en Shabat ni en Yom Kippur

Para los judíos, al contrario que para los católicos, el día en el que está prohibido trabajar es el sábado y no el domingo. Sin embargo, hay un día aún más solemne en esta religión y que también tiene prohibido que se trabaje. Esa jornada es conocida como “el día del perdón” o Yom Kippur, que se celebra diez días después del año nuevo judío (Rosh Hashaná).

20 MINUTOS

COMENTA ESTE ARTÍCULO

Please enter your comment!
Please enter your name here