Compartir
Los primeros datos oficiales de la boda de Enrique de Inglaterra y Megan Markle

Los primeros datos oficiales de la boda de Enrique de Inglaterra y Megan Markle

Poco a poco se van conociendo nuevos datos del enlace más esperado de este año: la boda de Enrique de Inglaterra con Megan Markle. Tras la confirmación de la fecha del enlace real, que tendrá lugar el próximo 19 de mayo, llegan nuevos detalles de la celebración que unirá en matrimonio al nieto de la reina de Inglaterra y la exactriz de la serie Suits.

Según ha confirmado este domingo la casa real británica la pareja se dará el ‘sí quiero’ a las 12 de la mañana (una de la tarde en España) en la Capilla de San Jorge, situada en el palacio de Windsor. El encargado de unir en matrimonio a Enrique y Meghan será el arzobispo de Canterbury, que oficiará la parte de la ceremonia en la que los futuros esposos se profesarán sus votos matrimoniales; el resto de la misa será oficiada por el reverendo David Conner.

Justo una hora después Enrique y Megan Markle darán el ya tradicional paseo para mostrar a los británicos y al mundo su recién estrenado matrimonio. Tras bajar las imponentes escaleras de la Iglesia de San Jorge, la pareja recorrerá en carruaje las calles de Castle Hill, High Street, Sheet Street, Kings Road, Albert Road o Long Walk para regresar de nuevo al castillo donde tendrá lugar la celebración, según ha confirmado Kensington. “Los novios esperan que este pequeño paseo sea una oportunidad para la gente que se congregue alrededor del palacio de Windsor de disfrutar de la atmosfera especial que se creará ese día”, apuntaban en un comunicado desde la casa real británica.

La recepción de los invitados tendrá lugar en el salón de San Jorge, una de las salas más imponentes del castillo que se suele emplear para realizar banquetes de Estado. Los asistentes al enlace serán trasladados a esta sala mientras que los novios recorren las calles del corazón del condado de Berkshire.

Por el momento estos son los únicos datos que se conocen del enlace de la pareja que se comprometió el pasado 27 de noviembre, ya que es norma de las casas reales consultar previamente las agendas de otras monarquías y personalidades antes de fijar una fecha para un evento de esta categoría. Aunque no se trata de un príncipe heredero, sí se espera representación de otras casas reales.

El secretismo y la privacidad son dos de las características principales de este noviazgo real que comenzó en 2016. Pero, en el momento en el que Markle abandonó su papel como Rachel Zane en la serie Suits y se trasladó a Nottingham Cottage, su residencia en el londinense palacio de Kensington junto con sus dos perros Bogart y Guy, los rumores de un compromiso cercano empezaron a sonar cada vez más fuerte y el seguimiento de la prensa se intensificó. Tanto es así que el príncipe Enrique tuvo que publicar un comunicado en noviembre de 2016 pidiendo a la prensa y a la gente que relajaran la presión sobre la pareja.

EL PAÍS

Dejar un Comentario