La masturbación es algo totalmente normal que tiene que ver con el desarrollo de la sexualidad tanto en hombres como mujeres. Pero, en el caso de nosotras, no está tan aceptado. Por eso, hacerlo a veces puede darnos vergüenza o incluso, culpa. Romper con estas trabas es súper importante para explorar nuestro cuerpo, conocernos y disfrutar de nuestra sexualidad sin tabúes, miedos ni prejuicios.

¿Qué cosas deberías saber sobre la masturbación femenina? ¡Disfruta de tu cuerpo!

1. Mejora tu estado de ánimo

Masturbarse libera endorfinas, ayuda a liberar la tensión, el estrés y la ansiedad, y a relajar tu cuerpo y tu mente.

2. Ayuda a que conozcas tu cuerpo y puedas prevenir enfermedades

Explorar tu cuerpo te ayudará a conocerte y poder detectar con rapidez cualquier problema, lesión, molestia o cualquier otra irregularidad, y así poder ir al ginecólogo a tiempo para tratarte. Además, la reacción del orgasmo en el cuello del útero libera bacterias y eso puede ayudar a prevenir infecciones urinarias y/o vaginales.

3. Mejora el sueño

Masturbarse ayuda a relajarse y mejora el descaso.

4. Reduce los dolores menstruales

La dilatación al estimular los órganos sexuales femeninos ayuda a disminuir la sensación de dolor en el vientre bajo que puede darse durante la menstruación. También, controla la inflamación y la tensión muscular.

5. Mejora tu próximo encuentro sexual

Conocerte es la mejor clave para tener un encuentro sexual placentero, porque te ayudará a saber qué es lo que te da placer y poder compartirlo con otro. Además, mejora la imaginación y las fantasías, que son el motor del deseo sexual.

6. Fortalece los músculos del suelo pélvico

El suelo pélvico son los músculos y ligamentos que cierran la parte inferior de la cavidad abdominal y que “sostienen” la vejiga, la uretra, el útero, la vagina y el recto. Esta musculatura va volviéndose más débil con el paso del tiempo, pero para tonificarlo no solo los ejercicios de Kegel pueden ayudarte. También, la masturbación puede hacerlo, ya que contraen y distienden los músculos.

7. No es ni “sucio” ni algo que nadie hace

Aunque la mayoría de las mujeres no lo cuenten por tabú, es muy posible que se masturben. Tal vez no es muy seguido porque, por un tema de enseñanza nos han dicho que explorar nuestro cuerpo “está mal” o “no es apropiado para una mujer”. ¡Pero sí lo es! Quitarnos esos prejuicios nos volverá a conectar con nuestro cuerpo, y con nosotras mismas.

8. Mejora la autoestima y confianza personal

Explorar tu cuerpo es una forma de quererte, de conocerte y de entender que el placer no es solo de los hombres, como en la historia nos han hecho creer. Te ayudará a estar más satisfecha sexualmente, segura de ti, y de lo que te gusta y lo que no.

¡Anímate a explorar tu cuerpo sin tapujos!

LA BIOGUIA

COMENTA ESTE ARTÍCULO

Please enter your comment!
Please enter your name here