Un estudio realizado por una psicóloga de Brunel University de Londres, Tara Marshall, afirmó que 50% de los usuarios de redes sociales han entrado en contacto con sus exparejas alguna vez. Según su análisis, seguir siendo amigos en Facebook luego de una relación amorosa no daña la recuperación después de la ruptura.

Al contrario, el hecho de conocer sus gustos y no sentirse incómodo ni inseguro aumentará el deseo sexual hacia él o ella. En el estudio, se analizaron a 137 personas que se habían separado y decidieron volver a mantener relaciones ocasionalmente. El resultado fue un sinfín de beneficios que aquí te enumeramos, pero antes cabe destacar que la clave es no tener los mismos sentimientos por esa persona, porque podrían tenerse resultados desfavorables.

Aquí te dejamos los beneficios de tener sexo con tu expareja:

1. Te sentirás como nuevo: Tendrás más confianza en ti mismo y tu autoestima se elevará porque él/ella sabe muy bien las cosas que te gustan en la cama. Debajo de las sábanas todo fluirá y será natural. Te darás cuenta que es cuestión de hacerlo sin compromiso.

2. Querrás seguir adelante: La vida te mostrará que de amor no se muere nadie. Aunque la experiencia y sensación de fracaso te agobien, te darás cuenta que te quedan muchas cosas por descubrir. Tu juventud no la echarás a perder por una persona que no vale la pena.

3. Superas la pérdida: No es fácil encontrar a una pareja que te ofrezca sexo esporádico y de buena calidad, también corres el riesgo de una enfermedad de transmisión sexual y además, no todo sale bien. Con tu ex te garantizas que habrá placer, deseo y seguridad.

4. Complicidad: El sexo es importante y debe ser natural, pero no es lo único que te define como persona. Con tu ex, existen lecciones aprendidas y si lo haces con alguien que ni recordará tu nombre el día siguiente, te sentirás vacía, incómoda y quizás utilizada.

5. ¿Por qué dejar de ser amigos?: Si están cómodos y no tienen problemas, adelante. Esa persona que estuvo tanto tiempo contigo tiene mucho que darte todavía y sin compromisos; por ejemplo, aconsejarte, darte apoyo o hasta ofrecerte ayuda.

Finalmente, ten en cuenta que no debes volver a iniciar una relación. Si el sexo es bueno, te demostrarás a ti misma que ya disfrutaste de lo mejor que esa persona te puede dar. Si las cosas no funcionaron antes, no lo harán ahora. Y si por el contrario todo salió mal desde el inicio, no querrás volver a vivir esa vida en la que el sexo era malo y frustrante.

EL FARANDI

COMENTA ESTE ARTÍCULO

Please enter your comment!
Please enter your name here